Facebook Pixel

Este es el lugar donde interactuamos

Vos me escribís, yo te leo y te respondo

Podés preguntarme o contarme lo que quieras.
Podés enviarme fotos de tu obra, de tu casa decorada, de lo que se te cante.
Yo las veo, escribo alguito y las publico acá.
Podés sugerirme un tema para que escriba algo también.
Lo vamos viendo, ¿te parece?

NotasConstruir

Empezá a pensar en los planos de tu casa

Cómo pensar en los espacios, plantas, comodidades de tu futura casa.

Ha llegado la hora de poner los puntos sobre las íes y sentarnos a pensar en los planos de la casa.

Para eso te voy a dar un par de consejos que me sirvieron muchísimo a mi.

Primero, me puse a pensar en los espacios que más había disfrutado en mi vida.
El living de la casa de mi abuela, la habitación de aquella casa donde viví solo ese año, la cocina que me resultó tan cómoda de los padres de mi amigo.

Después, intenté entender por qué me habían gustado.
El living era ideal para ver tele porque tenía una puerta corrediza como la abertura principal que se cubría completamente con una cortina. Esto hacía que el espacio fuera muy oscuro pero cuando queríamos disfrutar del sol en invierno también lo podíamos hacer.

Esa puerta corrediza era re importante porque accedía al patio. Así que en las fiestas, por ejemplo, podíamos poner música sin necesidad de sacar el equipo de música al patio.  

La habitación tenía una orientación perfecta que la hacia fresquita y con poca luz, en verano y luminosa y tibia, en invierno.

Todos estos detalles son fundamentales para hacer tu casa lo más cómoda posible para vos y tu familia.

Y hablando de eso, pensá en tu familia y en tus amigos, los más habituales.
¿Tienen necesidades especiales? Quizás alguna persona cercana tiene alguna discapacidad o disminución en la movilidad que está bien considerar. Una pequeña rampa en ciertos espacios no es para nada caro y va a hacer una gran diferencia en las personas que la necesiten.

También pensá si querés ampliar en un futuro.
La estructura de una casa que tendrá dos plantas es bien diferente a una que será sencilla. El techo, por ejemplo, también será diferente.

Y ahora considerá el terreno.
Si ya lo tenés, pensá en qué posibilidades reales hay de hacer lo que querés y en las particularidades del terreno que querés aprovechar: la vista, un árbol que querés conservar o algún desnivel que te gustaría integrar a la construcción.

Otras notas que te pueden interesar